Preguntas frecuentes

Estas son las preguntas que la gente más frecuentemente se hace: 

¿Qué es lo que más nos detiene en la vida?

Sin duda, nuestros miedos. Si me dices cuántos miedos tienes, te diré lo que eres y lo que tienes. La emoción del miedo, aunque en ocasiones es necesaria porque nos mantiene alerta, otras, lo único que hace es formar pensamientos limitantes en nuestra cabeza. Estos pensamientos generados por nuestros miedos nos bloquean y nos impiden avanzar, nos hacen pequeños.

 ¿Existen las casualidades?

Para nada. Nada en esta vida es casual y cuando te haces consciente de ello ves la vida como un juego. Todo sucede por y para ti, para tu evolución. El problema es que la gente se resiste al cambio, se mantiene en situación de confort porque es mucho más fácil.

¿Conoces el poder de tus pensamientos?

Ni te imaginas la vida que puedes lograr si consigues cambiar tu manera de pensar. Te lo digo, ni te lo imaginas.

Lo que ocurre es que pensamos muy pero muy en pequeño. No te das cuenta de lo grande que eres. Cuanto más eleves tus pensamientos, tus deseos, más partidas ganarás en este juego llamado vida.

Así como piensas, actúas, y así logras los resultados.

¿Estás destinado a la vida que tienes? 

Para nada, eso es lo que la mayoría de la gente piensa.

Tu destino lo escribes tú. Estás programado y el resultado es la vida que tienes. Si quieres cambiar tu vida, cambia tu programación, cambia tus pensamientos que están basados en tus creencias.  Las creencias vienen de todo aquello que te han dicho tus padres, tus amigos, tu entorno…, más la suma de las experiencias dolorosas que has vivido y que te han marcado de alguna manera. Por tanto, si quieres escribir tu destino, cambia tus creencias, construye un molde nuevo en el que vivir.

¿Cómo puedes cambiar tu vida? 

Cuestionando tus creencias y cambiando tus pensamientos.

Es un cambio que cuesta porque requiere un compromiso contigo mismo y muchísima fe. Requiere tiempo y la gente es impaciente y abandona.

Es increíble pensar que la mayoría de la gente no logra sus sueños sólo porque le falta la fe y lo dejan. Comienzan con las excusas: esto no es para mí, es que no tengo suerte, es que en esta sociedad es imposible… Así un largo etcétera.

Tu vida te pertenece. ¿Vas a dejar que otros jueguen por ti?

 ¿Cómo puedo comenzar una nueva vida y conseguir mi mejor versión?

Lo primero es querer y comprometerte contigo, sí o sí.

Tu vida no es negociable, tus sueños te pertenecen y estás aquí para lograrlo.

Adquiere un compromiso de verdad contigo y conseguirás lo que deseas.

Y otra cosa importante es que alinees los deseos de tu alma con tu mente. Deja de alimentar los deseos de los demás y da de comer a los tuyos.

En la mentoría que te propongo te enseñaré todo ello.

Click aquí para chatear con Sandra