¿QUÉ TE HACE ACTUAR DE UNA DETERMINADA FORMA?

Seguro que te preguntas muchas veces porqué reaccionas de manera descontrolada ante determinadas situaciones, puede ser con ira, con llanto, con enfado, malestar…; reaccionas en apenas segundos, sin pensar, como si alguien accionara un botón de un muñeco y éste empezara a moverse. Es automático, está grabado en tu subconsciente y tú ni te das cuenta de ello. Es una reacción que a posteriori te hace sentir mal pero que al ser tan efímera es difícil detenerla. Esto es lo que llamamos un “disparador”.

Todos tenemos disparadores y comienzan a aparecer como consecuencia de heridas no trabajadas. Todos las tenemos en mayor o menor medida, hay muchos traumas pero tres son los principales tal como cuenta Paloma Cabadas en su libro “Trauma Nuclear”.

Hoy hablaremos de una de las más importantes, uno de los traumas, que por una causa u otra, afecta a una gran parte de la población: “herida de abandono”.

Esta herida de abandono puede ser real o que la persona la viva las experiencias con la sensación de abandono. Puede que sea por la muerte de uno de los progenitores, por la ausencia presente de  los mismos, por separación de los progenitores a edades tempranas en la que se es extremadamente vulnerable.

Esa persona a la edad adulta puede sentir diferentes miedos: a estar solo, a perderse, a la locura, a la pobreza, a lo desconocido…reaccionar exageradamente ante situaciones que interprete como tal. Este trauma surge en ambientes familiares poco afectuosos, severos, distantes, cuando falta un progenitor en edades cruciales, o cuando se tiene una madre erizo y faltan minmos… Como consecuencia desarrollan mecanismos de compensación: demanda excesiva de atención, posesividad, dificultad para el desprendimiento, apegos, autoalejamiento, vacío afectivo…

Son personas altamente susceptibles ante lo que interpretan en los demás como un abandono. Su gran disparador

 ¿Cómo resolverlo? -Lo más importante es ser consciente de ello y aceptarlo. El estado de conciencia es muy importante para poder trabajarlo.

El trabajo de uno mismo, no es algo que se logre de la noche a la mañana. Es todo un proceso de evolución en el que la vida te irá presentando las circunstancias adecuadas para poder crecer

“Lo más importante es hacerse consciente”

 Cuando nos hacemos conscientes de que actuamos de una manera u otra por los traumas que cada uno tenemos y lo identificamos es más fácil modificar nuestra respuesta ante lo que nos resulta hostil.

¿Cómo actuar ante el disparador?

  • Acepta, pues todo lo que se resiste, persiste.
  • Mira el pensamiento y el diálogo que llega.
  • Respira hondo y déjalo ir
  • Ponte límites, el que sea. Ej: dejar de contestar de forma inmediata para poder tener una visión con perspetiva
  • Planea cómo lo vas a hacer. Ej: contar hasta 10, lo que quieras pero ponte un plan de cómo vas a actuar cada vez que te veas reaccionando así.
  • Construye una frase de poder para sustituir ese diálogo negativo por otro positivo. Ej: todo está bien, tranquil@
  • Felicítate por haberlo conseguido.
  • Ten paciencia, algo que lleva tanto tiempo formando parte de ti, no desaparece de la noche a la mañana.

Construye pasito a pasito tu nuevo yo

#trauma #reaccion #disparador #heridas #miedos #consciente #traumaabandono #superación

Click aquí para chatear con Sandra